Las características de la cultura europea occidental del siglo XVIII

Comparte historia...Tweet about this on TwitterShare on Facebook

 “Somos los descendientes director del siglo XVIII”. ¿Continúa vigente esta tesis de Paul Hazard?, en buena medida sí. Algunas ideas-fuerza y valores sociopolíticos que surgen en el Siglo de las Luces siguen siendo ampliamente aceptados hoy en día.  Así los valores de razón, progreso, civilización, tolerancia y utilidad, son aceptadas, no solo en el mundo occidental, sino también en otras culturas aunque de manera desigual. Por ello podemos definir esta nueva era histórica que empieza como la “Modernidad”. Una Modernidad que empieza en el último siglo de la Edad Moderna, que vivirá su apogeo en el siglo XIX y que empezará a ser cuestionado seriamente en el último tercio del siglo XX.

La religión cristiana continúa siendo, en el siglo XVIII, el referente fundamental que articula la visión del mundo y las prácticas sociales tanto del campesinado como de los hombres de las ciudades. El arte y la destinación del espacio, la onomástica, las costumbres familiares y las fiestas están moduladas en gran medida por los valores, los símbolos y las prescripciones del cristianismo.

Por otra parte, en el siglo XVIII, continúa el proceso de difusión del evangelio cristiano en buena parte del mundo, especialmente en América. Una de las experiencias misionales y socioculturales más importantes fue la que llevaron a cabo los jesuitas entre los indios guaraníes en las llamadas reducciones del Paraguay.

En el mundo protestante, el más importante movimiento de renovación cristiana fue el llamado metodismo, fundado en Inglaterra por John Wesley en 1738, con la finalidad de facilitar en los medios populares el conocimiento de la Biblia y la vivencia cristiana. En América tuvo gran importancia y desembocaría después en la creación de la Iglesia Metodista Episcopal. En la Alemania luterana tuvo gran importancia, sobre todo con el pietismo (fundado en 1670 por Spenser) el cual acentuaba los aspectos místicos y caritativos del cristianismo.

También, en este siglo tiene lugar la transición de una cultura basada en la transmisión oral a otra en la que lo escrito tiene ya un importante protagonismo. En toda Europa, especialmente en la occidental, aumenta sensiblemente la alfabetización, sobre todo en las ciudades.

La transición a la civilización de lo escrito se vio favorecida también por la aparición o, mejor dicho, expansión de nuevos medios de comunicación (los diarios y las revistas), así como por la mitigación de la censura en algunos países. El primer diario inglés, The Daily Courant, apareció en 1702 y en 1777 aparece el primer diario francés. Esta diferencia cronológica se explica, en buena parte, porque en Inglaterra desde fines del siglo XVII la ley garantizaba la libertad de imprenta básica.

Por lo que respecta a las gacetas o periódicos no diarios, a lo largo del siglo se desarrolló y consolidó una amplia tipología que se fue especializando en sectores (ciencia, agricultura, economía, etc.)

Otro hecho que favoreció la difusión de los escritos fue la lengua en que se publicaban casi todas las obras, al menos en Europa occidental. Salvo en ámbitos restringidos, el latín fue sustituido en cada país por la respectiva lengua vernácula, mientras que el francés constituía la lengua de relación internacional, por la hegemonía política y el prestigio de vivir en Francia desde el reinado de Luis XIV. El francés asumió, así, el papel que había desempeñado antes el latín en la república de las letras. Sin embargo, la gran mayoría de los europeos, salvo en los países noroccidentales, siguió siendo analfabeta.

Entonces, la cultura que se desarrolla en el Siglo de las Luces, ¿es una cultura popular o ilustrada?

Quizás sea en el siglo XVIII cuando se diera una mayor distancia entre formas de pensar y vivir de las elites europeas y de la mayoría de la población campesina. Las elites dejaron de compartir buena parte de los rasgos de la mentalidad popular. Mientras que los comportamientos populares solían ser más espontáneos, rudos y crédulos, el autocontrol, al menos externo, la sofisticación y un cierto sentido crítico iban predominando entre las elites, especialmente entre la burguesía ilustrada.

Numerosos ilustrados quisieron entablar una verdadera lucha contra las llamadas “supersticiones del vulgo”. Pero no se puede contraponer, de manera simplista, la “cultura popular” a la “alta cultura” o “cultura de elites” ilustrada. Lo que en ocasiones se considera tradición popular inmemorial, ha sido “inventada” con la intervención consciente de un grupo culto.

Por lo tanto, lo que se produce en la cultura del siglo XVIII es una combinación de rasgos ilustrados con la cultura del pueblo llano. Esta característica, junto con las explicadas anteriormente, nos muestra, de una manera simple, los aspectos más relevantes de la cultura europea occidental del siglo de la Ilustración, un período de transición entre la época humanística-barroca y la que se empezará a desarrollar a partir del siglo XIX.


 

Bibliografía.

Floristán, Alfredo (coord.) Historia Moderna Universal. Barcelona: Ariel. 2002.

Blanning, T. C. W. Historia de Europa Oxford. El siglo XVIII. Madrid: Crítica. 2002

 

Author: Fernando Herranz Velázquez

Estudiante de último curso de Historia por la Universidad de Salamanca. Cofundador de la plataforma de publicación histórica "Mundo Histórico" (mhistorico.com). Colaborador de Intrahistoria.com y redactor de la sección Historia en QueAprendemosHoy.com

Share This Post On

2 Comments

  1. no hay información sobre las caracteristicas de la cultura occidental de el siglo XXI.L PONERLO, GRACIAS.

    Post a Reply
    • Buenos días, Araceli.
      No hay información sobre las características de la cultura europea del siglo XXI, porque este artículo se centra en el siglo XVIII, como bien reza el título. Por el momento no tengo pensado escribir sobre ese asunto ya que se sale de mi objeto de estudio como historiador y, no me creo capacitado ni dotado como para escribir sobre ese asunto.

      Gracias.

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>