Los secretos del genoma neandertal

Comparte historia...Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Recientes estudios del biólogo sueco Svante Pääbo sobre la secuencia del genoma del Neandertal parecen indicar que, además de contar con un antepasado común hace unos 300 000 años, se mezclaron con los que conocemos como “homo sapiens”. En una entrevista que le concede a Eduard Punset afirma lo siguiente: “Cuando los humanos modernos salieron de África, se encontraron con los neandertales y se cruzaron con ellos, tuvieron hijos, y esos hijos se incorporaron a la población de humanos modernos”. Es innegable que el sapiens y el neandertal convivieron durante un relativo largo periodo de tiempo. Los últimos hallazgos arqueológicos de Neandertales se han hallado en el sur de la península ibérica, así como en el sur de la península itálica. Los diferentes análisis realizados datan los restos entorno al 27 000 B.P. Los sapiens se estima que llegaron a la península ibérica entorno al 42 000 B.P. Y se especula con la posibilidad de que la presencia del sapiens terminara por arrinconar al neandertal llevándolo a su extinción. No obstante, la presencia de neandertales será más amplia de lo que podamos imaginar, superando los límites de Europa y Próximo Oriente.

Según Svante Pääbo, la colisión de estas dos especies provocaría el cruce de las mismas, dando lugar a un “híbrido” entre sapiens y neandertal que probablemente tendrá más proyección biológica de la que imaginamos. El biólogo afirma que un 2,5% de proporción en nuestro genoma coincide con el neandertal, dando así un sustento estable para su teoría.

No debemos olvidar que los más de 3000 científicos que trabajan en el desarrollo de la arqueobiología no coinciden en bloque con esta teoría. Llega a afirmar que : “los neandertales no están totalmente extintos, es como todavía si vivieran un poco en algunos de nosotros”. La biología en un principio negaba la posibilidad de que un sapiens y un neandertal tuvieran descendencia, de hecho, hoy en día, numerosos científicos la siguen negando, pero una fracción de estos biólogos se ha desmarcado abriendo esta nueva posibilidad.

El genoma del neandertal pudo ser secuenciado gracias al hallazgo arqueológico de unos huesos de una hembra en Croacia (concretamente de 3 pedazos pertenecientes a la tibia). El carbono lo ha datado entorno al 38 000 B.P.

Pero ¿Qué sabemos de los neandertales? Sabemos que los neandertales eran más corpulentos y con una fisionomía mejor adaptada al frío, marcados arcos supraorbitarios, prominente nariz, gran dentadura…De hecho una serie de científicos dirigidos por Carlos Lalueza-Fox han descubierto que algunos neandertales eran pelirrojos, debido a que presenta una variable en el gen MC1R. Medirían entorno a 1,60 m y pesarían entorno a los 65 kg. Los primeros enterramientos, y por tanto, la primera constancia de una creencia de una vida tras la muerte la documentamos en los neandertales. Podríamos hablar de una mentalidad simbólica, no sólo por los enterramientos, sino porque documentamos la  existencia de piedras de colores vistosos, conchas de formas peculiares, restos de colorante (como el cinabrio)…Es decir, que se siente atraído por todo aquello que se salga de lo común. Contaba con una industria lítica concierto desarrollo (Musteriense). La fase conocida como Chatelperroniense ha sido en algunos casos considerada como una prueba de la “convivencia” entre  sapiens y Neandertal. La industria lítica de esta fase nos da indicios de una influencia de ambas especies. En cualquier caso, las características culturales de los neandertales son considerablemente similares a las del sapiens.

La razón por la cual los neandertales se extinguieron siguen siendo objeto de debate. La idea de que su densidad demográfica disminuyera considerable y paulatinamente llevaría a reducir las mezclas sanguíneas. Cuando se priva a una especie de dichas mezclas es cuestión de tiempo que aparezcan enfermedades congénitas y malformaciones, llevando a la propia destrucción del grupo. Por otro lado se debate la idea de la “presión” ejercida por el sapiens con su llegada a Europa y su progresivo arrinconamiento. Si las relaciones entre ambas especies fue pacífica o violenta es difícil de demostrar.

En cualquier caso, la idea de una convivencia pacífica y la mezcla de ambas especies es una nueva teoría, muy reciente, que nos abre un horizonte desconocido.

 

ENTREVISTA

http://www.redesparalaciencia.com/wp-content/uploads/2011/10/entrev104.pdf

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>