Los Wayne

Comparte historia...Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Jonwayne, todo junto, es un rapero con sobrepeso pronunciado, barba heterogénea y gafas escogidas al azar, que frecuenta con asiduidad la escena Beat de Los Angeles. También suele llevar chanclas. Wayne se dejó caer por la madrileña terraza de Matadero hace menos de un año y ahí le conocimos algunos. 

Un tipo aparentemente incapaz de sobrevivir más de dos días en El Lejano Oeste, que todo hace indicar, que escogió como nombre artístico el del actor más masculino de la historia del western. Un antihéroe admirando a un héroe. Nada que objetar.

O sí.  Resulta paradójico que un tipo que galopa en uno de los estandartes de la cultura afroamericana, sienta una admiración de tal calibre por John Wayne. El cowboy más duro de la historia, el hombre blanco por antonomasia. Un republicano convencido. Tanto, que se le ofreció encabezar las listas a las elecciones generales de 1968. Wayne terminó declinando la idea, pero no iba mal encaminada la cúpula republicana que ofreció esta responsabilidad al actor, aquellas elecciones las terminó ganando Richard Nixon tras prometer que restauraría el orden público.

La revista musical Passion of the Weiss publicó una entrevista con el rapero, en la que este atacaba a John Wayne en una guerra de gallos sin rimas y sin contrincante. Decía de él que había hecho “una película buena entre mil”. La hipótesis inicial se balanceaba, nadie se hace llamar como una persona a la que desprecia. En la entrevista iba más allá y admitía que su entorno le había pedido en innumerables ocasiones que cambiara de nombre, que no podía pasear por los escenarios con un nombre y un apellidos como ese. El músico comentaba que nunca les hizo caso por una razón: Es su verdadero nombre. John es uno de los cinco nombres más comunes en el mundo anglosajón y Wayne un apellido relativamente habitual, no sería una coincidencia tan extraña, pero tranquilos, sus nombres sí guardan relación directa.

El actor Marion Robert Morrison, conocido como Duke, acumulaba papeles intrascendentes hasta que el director Raoul Walsh, aconsejado por John Ford, le ofreció un papel de protagonista en la película La Gran Jornada(1930). El film fue un fracaso en taquilla, pero su director marcó un antes y un después en la historia del cine al bautizar al desconocido actor con el sobrenombre de John Wayne, en honor al heroico e inquebrantable general de la guerra de la Independencia americana, Anthony Wayne. ¿Y quién es Anthony Wayne? Un antepasado directo de JonWayne, el rapero de sobrepeso pronunciado, barba heterogénea y gafas escogidas al azar. El verdadero Wayne.

Anthony Wayne(1745-1796)

Este militar que da nombre a calles, ríos y colegios desde Alaska hasta Hawaii, tuvo un papel decisivo en un Estados Unidos imberbe necesitado de hombres audaces. Su apodo era “Mad” (El Loco) sin que se sepa con exactitud por qué. Algunos historiadores señalan que este adjetivo cuajó entre la tropa después de mandar ejecutar a varios soldados díscolos, otros apuntan a su temeridad y falta de escrúpulos en combate y la versión con más adeptos defiende justo lo contrario, que se desconoce la causa y Wayne siendo un tipo peculiar, nunca tomó una decisión arriesgada que no fuera de las que se calculan minuciosamente para lograr el éxito.

Wayne comenzó a hacerse un nombre gracias a su coraje en las batallas de Brandwine, Germantown y Monmouth. Las cuales curiosamente terminaron con victoria británica o empate técnico. George Washington lideró personalmente el ataque a la retaguardia del ejercito inglés en la batalla de Monmouth donde conoció la valentía de Wayne en combate y le elogió públicamente.

El momento culminante en la carrera de Anthony Wayne llegó en la batalla de Story Point. El ejército continental, el estadounidense, venía de sufrir varias derrotas humillantes y se optó por una decisión casi suicida: Tomar el inexpugnable reducto de Story Point, cerca de Nueva York. La fortificación británica estaba en una situación privilegiada junto al río Hudson, Wayne sabía que no se podía enfrentar directamente y decidió dar un golpe de mano que pillara por sorpresa al enemigo. La noche del 16 de julio de 1779 tres columnas de infantería ligera con 1200 hombres, una dirigida por el propio Wayne, tomaron la fortificación matando a 94 soldados británicos y haciendo prisioneros a 472.

Wayne, que fue herido por disparo de mosquete, había tomado en poco más de treinta minutos un punto estratégico en el que todos sus antecesores habían fracasado. El Congreso otorgó a este una medalla de oro por una hazaña que cambió el estado anímico del ejército estadounidense, que poco a poco, iría ganando terreno hasta cuatro años más tarde obligar a los británicos a firmar el Tratado de París, en el que reconocían la independencia de los Estados Unidos de América.

FUENTES:

http://www.passionweiss.com/

http://www.ushistory.org/

Anthony Wayne- Paul David Nelson

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>