Las condenas a mujeres homicidas se multiplican por cuatro respecto a la media europea

Comparte historia...Tweet about this on TwitterShare on Facebook

79125b2147109128a31160296afd8e85v2_max_510x383_b3535db83dc50e27c1bb1392364c95a2

Cada día son más las mujeres que cumplen condena por homicidio en España. A pesar de representar una minoría de la población sentenciada, desde 2008 hasta 2013 hay un 41,6% más de mujeres condenadas por homicidio o asesinato. Es el dato más alto de toda Europa. Bélgica, Albania y Bulgaria son los países donde menos ha crecido el número de condenadas por matar a alguien. En España, el homicidio contempla penas de 10 a 15 años de prisión y el asesinato de 15 a 25.

Las penas que cumplen las mujeres son más altas con respecto a las de los hombres porque a ellas se les aplica el agravante de dolo (voluntad deliberada de cometer un delito) con mayor frecuencia. “La concepción social del arrebato es diferente en función del género” explica Miren Ortubay, profesora de Derecho Penal en la Universidad del País Vasco. Las mujeres condenadas por asesinato, sin embargo, representan un 7% frente al 93% de los hombres. “El derecho está pensado para los hombres” confirma Ortubay, “porque a las mujeres se les presupone un grado de ‘perversión’ mayor”.

Un chuchillo de cocina es el arma más común. La mayoría de las mujeres mata en el entorno familiar. A menudo sus víctimas son sus parejas. En muchos casos el motivo es la constatación de una infidelidad. “Las mujeres son más normativas, cumplen más la ley y son menos violentas” afirma José Muñoz Clares, profesor de Derecho Penal en la Universidad de Murcia. Esta conducta hace que las mujeres suelan encargar el delito a una tercera persona. “Lo que más me sorprendió al investigar, fue detectar en muchos casos la asociación criminal entre la madre y el hijo para contratar a un sicario”, añade Clares que analizó las 328 sentencias dictadas en 2014 para plasmarlas en un libro.

 

En 2014, todas las mujeres que fueron condenadas por homicidio o asesinato eran de nacionalidad española. Ninguna extranjera fue condenada. Desde 2008 hasta 2014 la presencia de mujeres extranjeras ha aumentado un 7%, mientras que el número de reclusas extranjeras ha disminuido un 50%.

 

Libro2-001 Libro3-001

Autores: Álvaro Rodiño, Denise Zani, Marya González y Javier De Benito

 

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>